La SIDI, Solidaridad Internacional para el Desarrollo y la Inversión, es una empresa solidaria y social. Creada en 1983, por la ONG francesa de desarrollo CCFD-Terre Solidaire.  Tiene como objetivo contribuir a la promoción de una economía mas inclusiva, que da una oportunidad a las poblaciones desfavorecidas en los países del Sur y del Este.

 

Al servicio de la inclusión financiera

La SIDI busca favorecer la inclusión financiera, es decir hacer que las finanzas sean una herramienta al servicio de las poblaciones vulnerables.¿Cómo? Participando en el reforzamiento de actores locales de desarrollo económico como :

  • las Instituciones de Microfinanzas (IMF) que ofrecen servicios financieros adaptados a las poblaciones excluidas de los circuitos bancarios tradicionales, especialmente en zonas rurales
  • las organizaciones campesinas que apuntan a asegurar y aumentar los ingresos de los pequeños productores,
  • las estructuras de apoyo a las finanzas comunitarias,

La SIDI contribuye al reforzamiento de sus contrapartes y, por ese medio, a la sostenibilidad de los servicios que proporcionan a las poblaciones, brindándoles apoyo financiero y/o una asistencia técnica.

 

La cadena de solidaridad financiera

la-chaine-tablet-ESP

Actriz pionera de las Finanzas Solidarias en Francia, la SIDI moviliza desde más de treinta años actores tanto institucionales como individuales. Estos actores deciden aportarle los medios financieros requeridos para su acción, sin esperar en prioridad un retorno financiero, sino más bien un retorno humano, social y medioambiental. Su misión de asistencia técnica es financiada por los ingresos compartidos de los ahorradores del Fondo Común de Inversión « Faim et Développement ». Su misión de financiamiento es posible gracias a los aportes de sus accionistas que le brindan los recursos necesarios al financiamiento de sus contrapartes.
Es esa “Cadena de Solidaridad para el Financiamiento” que permite a la SIDI conducir una acción sostenible y paciente para con sus contrapartes, sin temor a tomar riesgos y a innovar, con el fin de contribuir a su sostenibilidad.

 logo_label__noir_sans_fond

 

Los productos financieros de la SIDI son certificados desde 1997 por Finansol. El sello Finansol permite distinguir los productos de ahorro solidario. Es atribuido por un comité de expertos independientes en base a un control anual.